Make your own free website on Tripod.com

"Un Ruso de oscuro pasado" *

H:. SILVESTRE SAVITSKY DROZDOVICH CONTRERAS. (Silvestre Bradt) 1894-1954

Su padre, el Ingeniero Onofre Savitsky que formó parte del equipo de técnicos jefaturados por el Ing. Fernando Lesseps. (Constructor del Canal de Suez) que fue a Panamá a construir el canal que uniera los dos océanos, Atlántico y Pacífico, bajo lamentables condiciones sanitarias en las que la fiebre amarilla y el paludismo diezmaban a los trabajadores. Ahí el Ing. Onofre Savitsky, conoció a la señorita Irene Drozdovich Contreras, de padre ruso y madre española. Con esta dama colombiana se casó el Ing. Savitsky en 1890.

De este matrimonio nació el niño Silvestre el 10 de Enero de 1894, en Cali, Colombia, en aquella época Panamá no se había separado de Colombia. El clima de la zona del istmo era tan radicalmente distinto al clima de Rusia, país de origen del Ing. Savitsky, que afectó seriamente su salud, que tuvo que considerar la necesidad de regresar a su tierra y como le atacara el paludismo, entonces no hubo mas remedio que reintegrarse a su país. Llevándose al niño recién nacido, radicándose en Kozlovich, Ucrania, de donde era el Sr. Savitsky.

El niño Silvestre pasó su infancia con sus abuelos paternos que eran campesinos acomodados; de ellos aprendió el ruso y el español simultáneamente; desde muy niño se dio cuenta que la sociedad en la que vivía estaba compuesta de gente oprimida y de opresores y de la lucha sorda de estos contra la tiranía zarista a la que se unía la Iglesia. Su padre francmasón de la Academia del Rito Primitivo para la jurisdicción de Ucrania aprovechaba su niñez encomendándole comisiones contra aquella lucha que nadie sospechaba. Su estancia en Escuelas controladas por el Clero que castigaban al menor atisbo de progreso, le enseño que la Iglesia era enemiga peligrosa.

A pesar de las dificultades que ponía el régimen como aquel, a familias liberales, consiguió estudiar la carrera de Ingeniero Químico Industrial; alternaba sus estudios científicos con actividades francmasónicas, que desde entonces hasta su muerte jamás abandonó.

A los 18 años, como hijo de francmasón ingresó oficialmente a la Institución; en 1913 muere su padre que a la sazón ocupaba la Gran Secretaría del Supremo Consejo. Pasó a ocupar aquel cargo que desempeño hasta el momento mismo cuando ya había estallado la guerra 1914-1918. Fue enviado como Oficial y se le destinó inmediatamente al frente Austro-Alemán donde combatió durante los años 1916-1917. La gran Revolución del Proletariado ruso cambió de rumbo a la vida de nuestro Hermano.

Ayudado por otros oficiales del cuerpo del ejército al que él dependía, -todos francmasones del Rito Primitivo- y de acuerdo con el Comité de soldados, redujo al Gral. en jefe, así como a los oficiales del Estado Mayor que se negaban a obedecer las órdenes del Comité Militar Revolucionario quedando desde ese momento al servicio de la Gran Revolución de Octubre; meses después fue designado el cuerpo al que pertenecía a custodiar un ejército checoslovaco de 90,000, hombres que había caído prisionero del ejército revolucionario ruso y que se enviaba a Siberia; entre estas fuerzas estaba Benes que había de llegar a ser Presidente de Checoslovaquia; como se les permitiera portar sus armas, trataron de sublevarse; pero se les redujo y desarmó y conducidos a su destino.

El cuerpo del ejército en el que estaba Savitsky, siguió hasta Vladivostock para reforzar la guarnición de esta importante base naval, puerta por donde las fuerzas adversas a la revolución habían de intentar invadir; en efecto en el año de 1918, el Almirante Alejo de Kolchak se rebela contra el régimen de la revolución y constituye un Gobierno contrarrevolucionario en Omask, con la protección y apoyo de las potencias europeas. Las fuerzas donde militaba el H. Savitsky salieron a combatirlo; pero fueron derrotadas, viéndose atacadas a la vez por fuerzas del Japón y Norteamérica, que con el pretexto de proteger sus intereses apoyaban a Kolchak desembarcando en el puerto de Vladivostok; quedando con esta maniobra las fuerzas adictas a la Revolución cortadas de sus bases y solamente con una salida a China.

Fue cuando el H. Silvestre, que había alcanzado el grado de Teniente Coronel, tuvo que pasar a China con algunos oficiales más; de ahí a Yokohama, Japón donde vivió por tres meses.

En Noviembre de 1919, las circunstancias cambian los designios; él comprendió que tarde o temprano el Japón los entregaría a las fuerzas reaccionarias de Kolchak y por lo tanto su vida corría peligro; recordó el hogar en el que había nacido en Colombia, r pido hace gestiones para obtener su pasaporte del Consulado de Bolivia, cosa que logró y en Noviembre del año citado, se embarca para América. Durante la travesía se entera de que Almirante Kolchak había sido derrotado y fusilado por las fuerzas de la Revolución pero la resolución de Savitsky es definitiva no volvería a Rusia, la patria de su padre y se reintegraría a la patria de su madre, donde nació.

Llega a Lima el 23 de Marzo de 1920 y hace gestiones en los Consulados de Brasil y de Argentina para establecerse en algunas de estas Repúblicas; pero inútilmente y se establece en Panamá.

Un año más tarde el 29 de Agosto de 1921 se establece en Bogotá y se dedica a diversas actividades y al estudio de la Historia y costumbres de Colombia cual hiciera en el Japón y China y en todos los lugares donde vivía; va a Cuba; pero vuelve y en Mayo de 1923, entra como técnico en la fábrica de paños, Colombia; en Mayo del propio año, se separa de esta negociación y le extiende una Carta en la que se pondera su extraordinaria competencia en el ramo textil y especialmente en tintorería.

En Febrero 8 de 1925 entra a nuestra tierra mexicana por Nuevo Laredo y en Septiembre de este año vuelve a Bogotá, en Agosto visita el consulado de Panamá y pasa a Barranquilla, Colombia.Silves08.jpg (764372 bytes)

Corto tiempo después vuelve a México definitivamente y en la metrópoli es donde desarrolla todas sus actividades, no dejando de salir al interior de la República en plan de estudio y de negocio.

La vida inquieta y activa de nuestro Hno. Savitsky se define en muchas facetas; dos de ellas son las sobresalientes; como Ingeniero Químico competentísimo especializado en tintorería; extrae las sales contenidas en las aguas del lago de Texcoco y fabrica impermeabilizantes para la construcción y él mismo trabaja como contratista impermeabilizando techos, cimientos, fachadas, etc., se dedica a la minería y con el Gral. Ignacio Leal Brau se interesaron por la explotación del manganeso: fabrica jabones con sus propias fórmulas que patentó y por último se dedica a la regeneración de aceites minerales; se dedicó a la agricultura y siembra higueras para obtener materia prima en Michoacán e Hidalgo. Sintiéndose enfermo trata de consagrarse a la avicultura; pero su salud no le permitió prosperar, se sentía muy mal.

La segunda faceta extraordinaria de la personalidad de nuestro Hno. Silvestre Savitsky, es la definida por la entrega de su vida casi totalmente a la Institución de la Francmasonería Progresista Universal, (Rito Primitivo); el haber ocupado la Secretaría del Supremo Consejo de Ucrania y Rusia Blanca del Rito Primitivo Universal, le dio la oportunidad de hacerse de una copiosa documentación de este Alto Cuerpo que cargó y cuidó durante su larga peregrinación a través de Siberia y América hasta México; Su más cara aspiración, era el tratar del RENACIMIENTO DE LA FRANCMASONERIA UNIVERSAL, (Rito Primitivo), obra que había introducido el eminente Gral. Francisco de Miranda en todas las Américas y Cuba, el precursor de la Independencia de su tierra natal, Venezuela, a cuya Institución pertenecieron, O´Higgins y otros grandes patricios que ya hemos mencionado.

El Rito Primitivo, Institución Francmasónica Progresista Universal, había caído casi al olvido en Europa y las Américas y suplantado por la Seudomasonería de origen teológico. Savitsky se esforzó constantemente a revivir a la Institución Primitiva intentando la formación de Logias en todo lugar donde tuvo actividades; en Panamá con los HH. de color discriminados por los rubios anglosajones. En Bogotá, Colombia, logró agrupar elementos liberales de aquella República, quiénes más tarde tomaron el Poder; pero estos aprovecharon para sí las doctrinas que se les había enseñado por nuestro H. y como pago fue perseguido y tuvo que salir como fugitivo, aunque años después como para borrar la afrenta, la Embajada lo invitó a la celebración de la Independencia.

Establecido definitivamente en México pensó en la fundación de una Potencia Francmasónica con las doctrinas primitivas de la Francmasonería Progresista Universal. Para lograr su objetivo solicitó y obtuvo su iniciación en la Log. Evolución Dos No. 22" de la Gran Logia Independiente Mexicana" a la que pertenecían varios HH. que desde entonces se hicieron sus más íntimos colaboradores; la iniciación se efectuó en Mayo 10 de 1942; su aumento de salario se verificó el 17 de Noviembre del mismo año y su exaltación Gdo. de Maestro el 30 de Mayo de 1943. Su Diploma de Maestro Masón expedido por la Gran Log. Independiente Mexicana, est fechado el 5 de Abril de 1943. El 15 de Diciembre del propio año pidió su Plancha de Quite de la Log. Evolución Dos No. 22.Silves01.jpg (2324228 bytes)

Unidos con Savitsky, Guerrero, Campistro de Cásares, Huerta Gazol, fundaron la Logia Nueva Era No. 4; Menphis No. 48, lo nombra su Garante y la Gran Logia, certifica en Abril 4 del 44, que Silvestre Savitsky es segundo Vigilante de la Log. Nueva Era, el 26 de Abril se retira de esta Logia.

El 6 de Febrero de 1945, se regularizó en la Log. Evolución Dos No. 52 de la Gran Log. Valle de México, Savitsky ocupo muchos puestos de distinción en las Logias y la Gran Logia.

El 26 de Mayo de 1948 los citados tratan de pedir sus Planchas de Quite y las piden y se les concede como miembros de la Log. Evolución Dos No. 52 por esta Log. y por la Gran Logia VALLE DE MEXICO.

El 1o. de Julio de 1947 el grupo de HH. íntimos colaboradores de Savitsky, fundan la Log. Madre AMERICO DE VESPUCIO de la Academia del Rito Primitivo Universal, para la Jurisdicción Territorial de los Estados Unidos Mexicanos, cuyo Supremo Consejo presidió el Resp. Hno. Silvestre Savitsky hasta su muerte.

Sus actividades en el seno de esta Gran Potencia fue continua y tesonera, fundando cuerpos para su jurisdicción y estableciendo relaciones francmasónicas con la mayoría de las Potencias liberales de Europa, Asia, y América.

Constituyó con las Potencias más afines a la ideología progresista, una Alianza con sede en México. Animó a un grupo de progresistas españoles a organizar una Potencia Francmasónica Progresista Universal presidida por el Il. H. Arq. José Caridad Mateo para la Jurisdicción de España, lográndose fundar la Log. Madre EXILIO el 19 de Julio de 1953. Logró una alianza de fuertes lazos con las Potencias, Benemérito Nacional Mexicano, con el Supremo Consejo del Sureste de los Estados Unidos Mexicanos presidido por el Il. H. Dr. Ramón Espadas y Aguilar y el Supremo Consejo del Rito Primitivo de la Academia Mexicana presidido por el Il. H. Silvestre Savitsky.

Animó tesoneramente al Gran Oriente de Francia a que constituyera una Alianza Universal de la institución al margen de la tutela de Potencia de origen teológico, que tuvo la satisfacción de ver su realización antes de su muerte.

Sus trabajos sobre la historia e ideología y el estado actual de la Institución los firmaba con los seudónimos de: S. Bradt y Juan Contreras.

Silves04.jpg (526339 bytes)

No tenemos que decir que con la muerte de Savitsky, hemos perdido dolorosamente el mejor de los ideólogos de la Francmasonería Progresista Universal, Rito Primitivo, el más erudito historiador y profundamente conocedor de todos los Ritos y sus actividades. Definen la vida, ideología y actividades de Savitsky, los siguientes factores:

Su juventud pasada en Rusia y en contacto con su cultura; su madurez vivida en Latinoamérica de cuya cultura y problemas era perfecto conocedor. Hijo de madre hispana y padre ruso asimiló ambas culturas y juzgó sin sectarismo. También definen su personalidad su pertenencia al P.C., en la patria de su padre y a la Institución Francmasónica de allá y de acá. De su pertenencia al partido asimiló su filosofía y modos de actuar que siempre utilizó como revolucionario antes de 1917 y después en plena lucha. De la francmasonería de su patria asimiló su espíritu humanista y la obligación de actuar en favor de sus ideas, pues la masonería Primitiva en su patria no era contemplativa y platónica. Así, pues, Savitsky estaba vinculado por sus sentimientos a la causa de los que sufren opresión en el mundo y disponía de una filosofía y de una ideología para encauzar prácticamente esos ideales. Su conocimiento de la vida en Rusia, China, Japón y Latinoamérica, hicieron de él un hombre universal, amante del progreso y poseído de hondo amor a la humanidad y a la causa de la emancipación.

Nuestro Il. H. Caridad Mateo, hace notar que su paso en los países mencionados no fue superficial; estudiaba con afán de comprender sus problemas. En China presenció la decapitación de numerosos revolucionarios, juzgados como bandidos, lo que dejó una profunda huella en su vida. En el Japón hizo un estudio marxista de la vida, economía y situación general de este pueblo, cuyo estudio en ruso existe en el archivo de nuestra Institución. Conocía también la vida de este Continente, su historia, sus miserias y toda su problemática económica, política y social.

Su participación en la guerra europea del 14, y en las luchas armadas revolucionarias en su país, siempre crueles, hicieron de Savitsky un enemigo de la guerra y un defensor de la causa de la Paz.

Su conocimiento de la Filosofía, su enfoque histórico social de la vida de la Institución, lo demostró en la ordenación de las notas que él poseía de Guide Acireux que circuló mimeografiado con el título de: Origen, historia y filosofía de la Francmasonería Primitiva que con él firmó como simple traductor, ocultando modestamente su nombre con el seudónimo de BRADT, -hermano en Ruso-. Igualmente se refleja en la obra ¿Qué es la Francmasonería Primitiva?, su manera de pensar y sus conocimientos sacados asimismo de notas de Ch. Pompier, como la eficaz colaboración del Il. H. Caridad Mateo, cuyo enjuiciamiento más importante es el sociológico de la vida del Renacimiento, época en la que surge nuestra Institución.

Su trabajo exclusivamente personal acerca de la masonería en Latinoamérica con motivo de la Segunda Conferencia Interamericana, demuestra también su apreciación justa de que en este Continente la masonería est sometida a los intereses del imperialismo. Sus trabajos de traducción de las Leyes de la Institución ocuparon constantemente su actividad. Como organizador se distinguió tratando de construir en todos los países de Latinoamérica en los que vivió, sufrió persecuciones, detenciones y expulsiones, una masonería revivida que siguiese la tradición de la Primitiva traída a nuestra tierra por Francisco de Miranda.

En América dejó de pertenecer al P.C. y se consagró totalmente a la francmasonería. El consideró que dado el desarrollo de nuestros países, no era el instrumento adecuado para el progreso de un partido, que si bien tendría su momento de actuación, su actividad, nada significaría en la vida política de nuestras repúblicas, gobernadas muchas de ellas por sátrapas que impedían todo desenvolvimiento político que no estuviese encuadrado en los partidos clásicos: El liberal y el conservador. En cambio la francmasonería si constituía un vehículo operante para el progreso de nuestros pueblos, por su tradición en la emancipación de los mismos y por pertenecer a ella todos los gobernantes que se autotitulan liberales y progresistas, lo que hacía de ella una Institución respetable. Ciertamente que su espíritu revolucionario estaba minado casi en su totalidad; aunque en ella convivían elementos avanzados; como organismo había caído en la órbita del imperialismo norteamericano.

El problema de la actuación progresista de nuestras repúblicas, lo veía como labor lenta de la Institución para volverla a sus antiguos cauces, a su antigua ideología, renovada y adaptada a los nuevos tiempos, emancipándola de la tutela del imperialismo, para hacer de ella un instrumento eficaz en la lucha por la emancipación integral de nuestras repúblicas. A esta labor consagró hasta el último día de su vida.

Savitsky al ingresar a la masonería del R.E.A.A., tenía por finalidad, el regenerar la masonería escocesa; pero pronto entendió que este trabajo estaba destinado al fracaso; rápidamente enderezó sus actividades al trabajo de reunir hermanos progresistas de este rito para integrar las Academias del Primitivo. En esta labor actuó como Maestro infundiéndonos el entusiasmo del que estaba poseído; luchador cordial y capaz se dedicó al desarrollo de la capacitación teórica para que la Francmasonería Progresista cumpliese el papel que le correspondía. Dice el Il. H. José Caridad Mateo que su calidad humana y generosidad actuó en la labor de agruparnos a todos los que fuimos amigos, hermanos y discípulos para continuar su Gran Obra que iniciara con tanta fe y esperanza. Hubo una época dice el mismo Il. H. que pensó en la fundación de logias socialistas, mas renunció a la realización de esta idea para evitar etiquetas que pudieran entorpecer el trabajo de organización; pensaba y con acierto que los grados de capacitación sirven para conocer y preparar a los hermanos que podían pasar a grados superiores, los perfectamente probados y de ideología afín, adaptada progresivamente a las necesidades y desenvolvimiento de nuestros pueblos; es decir, que la ideología de la Institución siendo progresista e inspirada en un profundo humanismo y en una filosofía científica, no tenía por qué perder su elasticidad adaptándola a un partido, sino que se iría forjando metas cada vez más elevadas y avanzadas, sin temor a ningún avance; de acuerdo con necesidades y posibilidades de realización. Quiere esto decir que él, Savitsky, nunca renunció sus últimos ideales; pero consideraba que una masonería avanzada debía estudiar en cada etapa de la vida de nuestros pueblos, la actuación más inteligente que pudiera enfrentarse con los problemas más vivos, para contribuir a la resolución progresiva, y para enfrentar eventualmente la necesidad de una revolución, cuando las condiciones existentes -satrapías del Caribe- la hicieran posible.

En resumen, Savitsky, era un comunista que consideraba que sólo en una sociedad sin clases podría la humanidad vivir en paz y feliz; pero pensaba que tal ideal, no podía conseguirse haciendo abstención de las condiciones existentes.

La masonería Primitiva respondía, como instrumento a ese ideal, ya que por su elasticidad podía adaptarse a aquellas condiciones, actuando como grupo de presión, con metas siempre renovadas en el camino del progreso indefinido del hombre y la sociedad.

(Nota del Editor: Los más importantes datos fueron proporcionados por el Il. H. José Guerrero Rojas y los conceptos sobre filosofía, sociología y organización, por el Il. H. Arq. José Caridad Mateo, del grupo más íntimo del Il. H. Silvestre, y colaboradores, juntamente con el Il. H. Salomón Eleoni Haber).